El mercado moderno en el que vivimos, se caracteriza por la producción masiva de productos y servicios idénticos. Con el paso de los años y la aparición de nuevas empresas, nos encontramos ante un mercado competitivo en el que existen infinidad de vendedores ofreciendo el  mismo producto o servicio. 

El empresario tiene por tanto un primer y claro objetivo: diferenciar su producto o servicio de sus competidores. Esto lo consigue a través la creación de una marca. 

En este artículo te contamos en qué consiste una marca y cuáles son sus funciones principales.

¿Qué es una marca?

La marca se define como aquel signo distintivo que permite diferenciar e individualizar los productos o servicios de una empresa respecto del resto de productos /servicios de sus competidores. Por tanto, se trata de un “elemento” que consigue condensar en un solo signo la información esencial del producto o servicio de una empresa. 

Ésto en la práctica resulta una ventaja tanto para los consumidores y usuarios – porque les garantiza una calidad y resultados esperados en un producto o servicio determinado- , como para para los empresarios – en tanto que les hará visibles en el mercado, consiguiendo destacar sobre la competencia-. 

Uno de los ejemplos más populares de marca es APPLE; una marca potente, mundialmente conocida y con una identidad incuestionable. Cualquier persona reconoce la “manzana” e identifica inequívocamente con ordenadores, teléfonos móviles o tablets de alta calidad y diseño peculiar.

Funciones principales que cumple de la marca

La marca no sólo sirve para crear un sello propio que identifique un producto o servicio. La marca tiene un valor en sí misma relacionada con la calidad, seguridad, reconocimiento, etc. Por ejemplo, los consumidores no atribuyen el mismo valor a una camiseta deportiva que no presente una marca determinada, a aquella camiseta que lleve la marca NIKE.  

El valor extra que ofrece la marca es el resultado de las funciones que la misma cumple, siendo principalmente las 5 siguientes:

Con una marca se consigue por tanto no sólo diferenciarse de los competidores, sino además dar valor extra y reconocimiento a los productos o servicios que uno ofrece en el mercado, lo que proporciona,  indudablemente,  beneficios económicos para el negocio. 

La importancia de su registro

Por último, es fundamental poner de relieve la importancia de registrar la marca en  aquellos países en los que vamos a comercializar el producto o servicio para impedir que otra empresa pueda utilizarla. La falta de registro no sólo provocaría grandes pérdidas económicas, sino además un desmedido desprestigio de la marca en el mercado, más si el producto o servicio ofrecido por la competencia es de calidad inferior.

Si estás interesado en registrar tu marca, puedes leer el siguiente artículo acerca de las “Ventajas de registrar una marca

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *